Thanks walkingdoll for the image

domingo, 10 de enero de 2010

Propósitos de 2010

... y había llegado la hora de las 12 campanadas cuando me di cuenta que no tenía ningún propósito pensado para el siguiente año, rápidamente comencé a pensar en algunos para darme cuenta, al ser interrumpido por los primeros gritos que decían "diez", que ya no tenía tiempo, bueno, había que pensar al menos en uno que valiera la pena, uno que reivindicara por qué no me había tomado la molestia siquiera de pensar en los 12 antes, fue así que en ese momento se empezaron a formar los 12 propósitos de año nuevo para el 2010: "mi único propósito para el siguiente año -pensé mientras los números descendían- es que para cuando llegue de nuevo el 31 de diciembre, ahora sí tenga mis 12 propósitos". Ese fue, mi único propósito para el 2009.

No listaré los doce, pero entre ellos se encuentran principálmente: leer más libros, escribir más, reanudar cosas que dejé pendientes y aprender ciertas cosas. La gente se propone cosas que terminan siendo imposibles, ya sea por falta de voluntad o porque la rueda de la vida así se movió; tareas que en un principio parecen posibles, pero que la aparición de nuevas cosas en el año dificultan su desarrollo. Como truco elegí doce que fueran sencillos de realizar, aunque sabiendo de antemano que al cumplirlos me harían una mejor persona, ya saben, cambios mínimos que terminan moviendo enormes engranes. Es muy sencillo leer más libros, este año no leí casi nada; es muy fácil escribir más, este año no escribí casi nada; así que ni siquiera el punto es esforzarse masoquístamente sino ir paso a paso, pero seguro.

Existen personas que aborrecen los propósitos, pienso que se trata más de prejuicios que de otra cosa, el fin de año nos enseña una oportunidad que todos los días tenemos: la de empezar a hacer las cosas bien o reinventarnos completa o parcialmente para ser mejores, la única diferencia entre el fin de año y todos los demás días es que aquel "último día" nos anuncia con platillo y bombo aquella oportunidad, de una forma que nos hace sentir que se está acabando el mundo, pienso que es algo parecido a tu cumpleaños: su mayor función es la de recordarte que el tiempo realmente está pasando y no es otra cosa que un día más.

Tal vez los propósitos sirvan para las personas que quieren mejorar en algo, pero no tienen la fuerza de voluntad para hacerlo, una manera de obligarnos a nosotros mismos a hacer las cosas, después de todo, es duro romper un compromiso, sobre todo si es hacia nosotros, al menos el romperlo nos mostrará sin vendas la clase de personas que somos, y así, de esa manera, podamos hacernos en el futuro un propósito combatiendo ese aspecto que nos impide cumplirlos.

2 comentarios:

Nisagié dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
May dijo...

Nunca había pensado sobre los propósitos y el cumpleaños así jaja. De hecho, yo era de las que decían que no valía del todo hacer propósitos porque en realidad deberíamos hacerlos todos los días.. pero sí, es una nueva oportunidad que te presentan con cena y festejo (eso me gustó mucho jaja :D). Es motivación para las personas.
Supongo que hay distintos tipos de propósitos: propósitos de un día, de meses, de un año, de toda la vida, pero si de repente nos fijamos un propósito para toda nuestra vida suena muy difícil de conseguir, sin embargo, si lo podemos reducir a la cantidad de un año y de igual manera, el siguiente año continuar con el mismo, seguro que sin notarlo, al final conseguiremos que nos dure toda la vida :). Como el buen libro de los 7 hábitos dice, se vuelve un hábito jaja. Qué mejor manera de hacerlo que con esta nueva oportunidad que conocemos como el Año Nuevo :). Puede ser cualquier día, pero ese día, la mayoría del mundo entero está en lo mismo, en proponerse metas, y es considerado como un día muy especial. Buen día para empezar a hacer las cosas. El comienzo de un año más :).

Espero que todas las metas que te vayas formulando las logres :). Y también hoy, es el inicio de otro año, tu cumpleaños :). Hoy también puede ser un buen día para empezar.

Te quiero mucho, Betín. Ánimo en todo!!!

Sé que sea lo que sea que realices, no será tiempo perdido si se disfruta lo que se hace, porque al final, eso es lo que más vale en la vida.

Un abrazo :). Felicidades!!! :D