Thanks walkingdoll for the image

miércoles, 27 de febrero de 2008

La adaptación y el oso polar

¿Qué pasa cuando no logramos adaptarnos? Ya sea a un lugar, a una persona o a un estilo de vida, una nueva casa, nuevos amigos, rutinas, comida. El ser humano tiene una cualidad única entre todas las demás especies vivientes: La adaptación. Pero ¿qué pasa cuando las circunstancias son más difíciles de las que podemos manejar? ¿Qué pasa cuando nosotros mismos nos negamos a cambiar? El casquete polar se derrite apresuradamente a causa del calentamiento global y el oso se da cuenta que está perdiendo la batalla hacia la supervivencia.

La evolución es sabia, tarde o temprano nos saldrían alas de vivir en grandes peñascos (es un decir). La vida, pondría en dieta cada día al gran oso blanco y lo volvería un experto cazador en territorio marino, no tendría que esperar en la superficie esperando la oportunidad, no tendría que buscar la sombra en los días soleados.

A nosotros se nos presentan varios cambios a lo largo de nuestra vida, enfatizo más en el aspecto social. Este semestre la administración escolar hizo un coctel de lo que fueron los grupos el semestre pasado, es decir, estaba garantizado que no conocieras a más de la mitad de tus compañeros en tu nuevo grupo, para muchos, un nuevo reto donde el tema principal era la adaptación y no tanto los conocimientos académicos.

Para algunos pocos existe un desequilibrio enorme, y aún estando sobre nosotros los primeros exámenes parciales aún no logran acoplarse ante este cambio. Tienen la sensación de que no pertenecen al ambiente, algo ha cambiado, y para colmo, el destino se divierte cargando sobre ellos más peso. Para ellos (y para todos) es tiempo de trabajar nuevas amistades, apoyarse en nuevas personas que están ansiosas de ser descubiertas, como el tesoro dentro de un cofre viejo y con remaches oxidados, ya basta de buscar respuestas sólo en aquello que conocemos, dejemos esta visión estrecha que seguramente tenemos, ampliemos horizontes. Hemos superado el miedo que teníamos de niños a la oscuridad (si alguna vez lo tuvimos) y aún así seguimos teniendo miedo hacia lo desconocido, seguimos temerosos de los monstruos, sólo que éstos ahora son más reales. Nos encerramos en nuestros grupos de amigos, dejando permanentemente el letrero para la gente que no conocemos de "Me fui a comer, regreso a las tres" o quizá uno más descarado como "ya no hay vacantes".

"Abrir el corazón" es un término que he usado gran parte de mi vida y a pesar de eso no sabría cómo explicarlo. Para esas personas que tienen este problema de acoplamiento, sepan que no es tarde para tomar las riendas de su caballo, consideren mi consejo y mis palabras que no siempre son las correctas, entiendan como puedan las palabras "abrir el corazón", descifrarlas, entenderlas y aplicarlas les ayudará en el camino que recorren actualmente, de todas maneras, siempre hay otros métodos que puedan seguir, después de todo, sólo doy letras a quien quiera leer...

... El oso polar podría ser el primer mamifero en perder el 100% de su habitat natural a causa del calentamiento global, éste se ve obligado a nadar grandes distancias a consecuencia del derretimiento del hielo, en ocasiones llegan a ahogarse en su busqueda exhaustiva de alimento nadando a la deriva para encontrar tempanos de hielo.



4 comentarios:

Nisagié dijo...

No cabe duda: Los seres humanos, somos una bolda de pendejos...

Pero bueno, algun día todos nos daremos cuenta y no solo unos cuantos.

Küsse!!

Khelendros dijo...

El ser humano no se adapta a su ambiente, sino todo lo contrario; es el único ser vivo que adapta y transforma su entorno de acuerdo a sus necesidades y a veces a sus caprichos. No es que el hombre no se pueda adaptar, sino que antes de cambiar él, hace cambiar al mundo entero para que su propio "mundo" (espiritual, o de costumbres) no sea alterado.

Brokenwings dijo...

Sí, más bien lo más correcto habría sido decir: "la cualidad del ser humano es la adaptación de un lugar y no la adaptación a un lugar o algo".

ViHima dijo...

a veces uno puede ser un humano en un mundo de osos o un oso en un mundo de humanos...
abrir el corazón... sólo si saben los tockes de contraseña :)