Thanks walkingdoll for the image

viernes, 24 de abril de 2009

Cuando sucede el flechazo

Es un panorama oscuro el que caminamos, sin darnos cuenta, aún con los momentos felices con amigos y familia, una vereda de negro empedrado que se rompe con una caricia, como de lejana tierra llega esta persona rompiendo paradigmas y nuestra manera de ver la vida, nos hace preguntarnos ¿cómo hemos vivido sin esas caricias? Y ya convertidos en adictos ocupamos todo el tiempo pensando y estando con esta persona especial.

1 comentario:

Nisagié dijo...

Mira lo que trajo el gato en el hocico.

¡Ah! ese flechazo... malo cuando lo forman bytes. ¡JA!

¿Sabes? no queda otra que seguir camminando ese empedrado, ya sea con cuidado o a gatas pero seguir hasta su final.

Küsse!!